Volver

octubre

El tiempo comienza a ser más fresco por lo que hay que espaciar los riegos en el jardín. Los parterres de verano se van poniendo tristes y pronto será el momento de arrancarlos. Cuando llegue este momento hay que abonar de nuevo la tierra con estiércol para plantar los parterres de invierno.

Ya se pueden empezar a plantar los bulbos que florecerán en primavera: Tulipanes, Jacintos, Narcisos, Freesias, Crocus, Muscaris...

Adquirir los Cyclámenes para los lugares poco soleados. En las zonas de sol son recomendables los Pensamientos (viola cornuta), Caléndulas, Bellis... Plantas coníferas y arbustos de floración como: Pittosporum, Prunus laurocerasus, Verónicas y en general todos los que vayan enmacetados.

Recortar los setos.

Guardar las semillas de las plantas que se pueden plantar al año siguiente: Tagetes, Zinnias, D. Diego de noche.

Empezar la plantación de Crisantemos.

Tratar el musgo del césped con sulfato de hierro y arrancarlo una vez seco. Cortarlo bajo mientras las temperaturas sean altas; cuando desciendan cortarlo más alto y espaciar los riegos. Abonar a primeros de octubre. Con el frío entra en reposo y no conviene abonarlo más.

Empezar a pensar en el invernaje de la piscina que debe hacerse antes de que empiece el frío.

Si se tiene un pequeño huerto es el momento de plantar: Cebollas, Coles, Lechugas, Guisantes, Perejil, zanahorias...

Meter ya dentro de casa todas las plantas que hemos tenido fuera durante el verano. Disminuir los riegos sobre todo en los Cactus. Colocarlas cerca de las ventanas para que les dé abundante luz, nunca el sol. Vigilar las corrientes de aire.

 

noviembre

Las temperaturas empiezan a bajar y hay que estar prevenidos para posibles heladas.

Podar los árboles de sombra y los arbustos que florecen en verano como: Budleia, Althea, Kerria, Lagerstroemia. También es buen momento para podar setos y vallas.

Se deben desinfectar los suelos, abonar y preparar el terreno para poner los parterres de invierno.

Se pueden poner Cyclámenes, Prímulas, Pensamientos, Alhelies, Iberis... También se pueden plantar arbustos, coníferas y setos ya que el suelo está todavía caliente y de esta manera las plantas se asientan antes de que empiece el frío.

Todavía es tiempo de plantar los bulbos que florecen en primavera: Tulipanes, Freesias, Muscaris, Narcisos, Jacintos,etc.

Dividir las plantas aromáticas hasta finales de otoño, si no da tiempo es mejor dejarlo para primavera. Poner en macetas el Perejil y el Cebollino.

Es conveniente poner a resguardo las plantas sensibles a las heladas como los Geranios, Fucsias y Lantanas. A mitad de mes fertilizar las Clivias y guardarla en un lugar oscuro y abrigado para que pasen el invierno en reposo.

Ahora es el momento de esplendor de los Crisantemos.

Recordar que los riegos deben ser más espaciados pues puede atacarlos la podredumbre en cualquier momento. Si la zona es fría, suprimirlos y dejar que los
riegue la lluvia.

Las plantas de interior no regarlas hasta que tengan la tierra TOTALMENTE seca y a la que se le haya quedado el tiesto pequeño pasarla a otro solamente una medida mayor nada más. Cuidado con las corrientes de aire y no ponerlas cerca de ninguna fuente de calor.

 

 

diciembre

En este mes empieza el invierno y las temperaturas diurnas y nocturnas experimentan un  descenso notable por lo que hay que controlar bien que las plantas más delicadas estén bien protegidas del frío y de las posibles heladas.

Las plantas se defienden del frio disminuyendo su actividad vegetativa, por eso la mayoria de árboles y arbustos pierden sus hojas. Ahora hay que eliminar prácticamente los riegos y los abonados.

Hay que proteger las plantas de las heladas cubriendoles el pie con hojas secas, cortezas trituradas, paja, etc. Las macetas pequeñas podemos ponerlas dentro de casa o en un porche orientado a poniente. Hay que tener en cuenta que las plantas jóvenes son más sensibles a las bajas temperaturas.

Remover la tierra de parterres y arbustos para abonarla con estiércol desinfectado para que con las lluvias del invierno esté preparada para conseguir una magnífica floración durante la primavera y el verano.

Revisar y limpiar las herramientas. Pasarles un trapo mojado en aceite para que no se oxiden.

Desenterrar las Dalias, Gladiolos y Begonias bulbosas, limpiarles bien la tierra y guardarlas en un lugar fresco, seco y oscuro. La mejor forma de guardarlos es en serrín
o en arena.

Acabar la plantación de los bulbos que florecerán en primavera: Tulipanes, Narcisos, Jacintos...

Se pueden plantar los parterres de: Pensamientos, Cyclamen, Bellis...

El Acebo luce ya sus bolitas rojas. Tambien el Madroño y el Muérdago.

Limpiar a fondo el invernadero antes de poner las plantas que pasarán el invierno en él.

Las plantas de interior necesitan algunos cuidados especiales que el resto del año. Hay que vigilar las fuentes de calor y las corrientes de aire. La temperatura no debe descender de los 18º-20ºC.

Los riegos es mejor realizarlos por inmersión y no volver a regar hasta que la tierra vuelva a estar TOTALMENTE seca.

 

 

 

Volver

Marise Floristas  |  Parque Infantil, 35 Bº  |  36400   |   O Porriño   |   Pontevedra  |  Tel: 986 330 563 / 605 991 619  |   marisefloristas@gmail.com